¿Qué es el neuromarketing?

Los emprendedores intentan hacer conocer sus proyectos a través de las herramientas que el marketing tradicional y los nuevos medios y las redes sociales le ofrecen. Sin embargo, la lucha por hacerse un prestigio de marca y de un lugar entre las preferencias de los consumidores puede estar ya decidida de antemano… en nuestras neuronas.

¿Qué es neuromarketing?

El Neuromarketing es simplemente la neurociencia aplicada al marketing. Los investigadores utilizan tecnologías que observan la actividad cerebral y la biometría (como el ritmo cardíaco, el seguimiento de los ojos, la respuesta galvánica de la piel, la codificación facial, etc.) para determinar cómo responden las personas fisiológicamente a los mensajes de marketing.

Ejemplos de neuromarketing

Seguimiento del movimiento de los ojos para ver qué partes de una página web captan primero la atención del usuario
Usar la imagenología del cerebro para determinar la respuesta emocional de uno a un anuncio o producto.

Determinar qué versión de un anuncio genera la mayor actividad cerebral, como se ve en una resonancia magnética.

El objetivo del neuromarketing es comprender mejor el comportamiento de los consumidores, obteniendo una visión de las reacciones y la toma de decisiones que se producen a nivel inconsciente. Dado que el 90 por ciento de la información que llega al cerebro humano se procesa de forma inconsciente, la neurociencia nos proporciona una valiosa información sobre las respuestas humanas automáticas que influyen en el comportamiento del consumidor.

Por el contrario, los métodos tradicionales de investigación de marketing implican encuestas a los consumidores, grupos de discusión y observación externa para recopilar datos sobre lo que la gente piensa, siente y cree. Estos métodos tradicionales son mejores para revelar los procesos de toma de decisiones conscientes.

Los pros y los contras del Neuromarketing

El Neuromarketing da una visión del comportamiento del consumidor – SEO eminente Gracias a la investigación de neuromarketing, los profesionales del marketing ya no tienen que depender tanto de los autoinformes de los consumidores.

Para empezar, puede ser difícil conseguir que la gente participe en encuestas y grupos de discusión. E incluso cuando se da mucha retroalimentación, los resultados pueden ser parciales o inexactos. El neuromarketing evita el pensamiento consciente e identifica las reacciones automáticas que tienden a ser universales en toda la población.

Por otro lado, debido a que estos hallazgos son tan generalizados, todavía hay una necesidad de investigación tradicional para entender a la audiencia objetivo con mayor detalle. Y aunque las decisiones de los consumidores pueden verse muy influidas por sus respuestas subconscientes, lo que piensen y sientan conscientemente sigue siendo muy importante.

El neuromarketing puede utilizarse para ayudar a que sus mensajes de marketing atraigan a los seres humanos en su conjunto, mientras que los métodos tradicionales le ayudan a perfeccionar su mensaje para un público específico.

Ventajas del Neuromarketing

La mayor ventaja del neuromarketing es que puede llenar los huecos dejados por los métodos tradicionales de marketing, porque el neuromarketing proporciona una visión de las situaciones en las que los consumidores dicen que quieren una cosa, pero luego actúan (es decir, compran) de una manera diferente. El neuromarketing tiene una ventaja porque:

  • No depende de que los consumidores informen de sus emociones de forma voluntaria y precisa,
  • Puede vincular estrechamente las reacciones fisiológicas a partes específicas de un anuncio o mensaje, y
  • Proporciona una visión de las respuestas automáticas que tienen lugar en el nivel subconsciente.
  • Limitaciones del Neuromarketing

Sin embargo, es importante tener en cuenta que las variaciones en la forma en que los individuos procesan la información y las limitaciones de las pruebas pueden dificultar la generalización de los resultados con certeza. Las limitaciones incluyen:

El alto costo de la investigación de neuromercadeo significa que se lleva a cabo con muestras pequeñas y a menudo financiadas por corporaciones, lo que podría introducir un sesgo en los resultados.

Dado que la ciencia del cerebro aún está evolucionando, no existe una forma completamente fiable de conectar los estímulos de marketing con las emociones que se desencadenan.

Las reacciones observadas en un entorno de pruebas de laboratorio pueden ser algo diferentes de lo que serían en un entorno de compra real.

Un especialista en neurociencias, Read Montague, se ha dado a la tarea de explicar fenómenos como el siguiente: en repetidas ocasiones se ha realizado el llamado El Reto Pepsi en donde los consumidores toman Pepsi y Coca con los ojos cerrados. En esos casos, más de la mitad de los consumidores eligieron Pepsi... pero los consumidores habituales de Coca no cambiaron de marca. ¿Por qué, si la mayoría de la gente encuentra mejor a otro producto, sigue consumiendo a la competencia?

Según Read Montague en la elección de una marca juegan áreas del cerebro que no tienen que ver con el gusto: al evocar una marca, el cerebro la relaciona la con “imágenes e ideas subjetivas y predeterminadas”. Y estas son las que cuentan, pues crean alrededor del producto una sensación de superioridad imbatible.

A esto es lo que se llama “neuromarketing”. Y marcas como Walmart, Coca Cola e Ikea son sus reyes indiscutibles. Y eso es a lo que debe aspirar tu marca: crear imágenes alrededor de tu producto, que valgan más que tu producto en sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *