Consejos de trabajo que debes saber

Asomarse al mercado del trabajo es un ejercicio desolador, si hemos de ser sincero, y nadie que lea algún diario lo ignora. Por ello, y cuando se trata de conseguir un necesario empleo, no nos vendría nada mal que se nos diesen consejos para sobrevivir en tanto el paro no atenaza y nadie nos devuelven las llamadas.

Aquí están los consejos que necesitas… y que nadie te da.

  1. Tienes que hacer acopio de mucha paciencia. La primera regla cuando se trata de reencauzar tu vida productivamente, es que debes tener una paciencia titánica. Nadie va a llamar a tu puerta para ofrecerte trabajo o un negocios efectivo. Tendrás que buscarlo por ti mismo, y eso implica hallar el trabajo que se adapte a tu perfil… Y ganarlo.
  2. Descubre que es lo que te hace perder el tiempo… y mátalo. El peor enemigo que puedes tener cuando buscas una oportunidad es perder el tiempo. Necesitas foco y todos tus canales abiertos. Cualquier cosa que te distraiga de tu búsqueda (amigos, familia, redes sociales, fiestas…) debe irse al trastero.
  3. Use sus días de vacaciones. Puede que quiera ser visto como un trabajador duro y un empleado leal, pero nada bueno puede venir de estar sobrecargado de trabajo y estresado.
  4. Tómese el tiempo para refrescarse y rejuvenecerse. Usted se lo merece. Las vacaciones no sólo son excelentes para su vida personal, sino que también pueden surgir ideas creativas cuando realmente nos detenemos y nos relajamos. Permítase el espacio para estar sólo con sus pensamientos y se sorprenderá de lo que se le ocurra.  No estás decepcionando a nadie al cuidarte a ti mismo, al tomarte unas vacaciones regresarás al trabajo feliz, refrescado y listo para irte.
  5. Comprométase a ahorrar. Cuando tienes ahorros en el banco, te estás preparando para lo inesperado. Es una manera de cuidar de su futuro, dándose un cojín de seguridad en caso de que surjan problemas inesperados. Invierte en tu futuro y en tu seguridad, aunque sea una cantidad pequeña, cada mes. Esto te dará un buen colchón para considerar la posibilidad de cambiar de trabajo, seguir estudiando, jubilarse o simplemente planificar con un poco más de libertad más adelante.
  6. Acepta ayuda. Cuando estamos en una situación vulnerable (como cuando se busca empleo o clientes) es el momento en el que creemos que debemos exhibir un mayor control de nosotros mismos, un mayor orgullo… pero esa es una gran mentira. Es precisamente el momento en que tenemos mayor necesidad de ayuda. Acéptala.
  7. Comienza ahora. No delegues, no procrastines, no esperes: el momento de hacer lo que tienes que hacer… es ahora mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *