Cómo reformar un baño pequeño

El cuarto de baño requiere una distribución que aproveche al máximo el espacio y potencie la versatilidad de esa estancia que, a menudo, es compartida por varios miembros de la familia.

Los lavabos encastrados sobre muebles con armarios, baldas o cajones inferiores, aprovechan muy bien el espacio y resultan prácticos para guardar la ropa de baño y todos los productos de aseo. Los muebles a medida son el mejor recurso, pero también se puede optar por elementos externos equipados con ruedas que gracias a su gran capacidad, proporcionan una superficie de almacenamiento móvil.

Pasos para reformar un baño pequeño

Aquí tienes algunas claves para aprovechar al máximo el espacio de tu cuarto de baño:

Lavabos: A la hora de organizar un baño, y más si este es de tamaño reducido, hay que tener en cuenta que un lavabo necesita un espacio de 70 cm. de ancho y 90 cm. de largo, para no limitar la libertad de movimiento. Siempre que los metros lo permitan, lo ideal es instalar dos lavamanos paralelos e independientes.

Los modelos encastrados en muebles con cajones y armarios resultan muy funcionales para aprovechar el espacio y unificar visualmente este área. También se puede optar por lavabos externos, son perfectos para espacios muy reducidos, suelen ir sujetos a la pared, como si estuvieran volados, ocupando así, mucho menos espacio.

Duchas: si el espacio para el baño es reducido, es mejor prescindir de la bañera en favor de la ducha, además ganarás espacio y comodidad. Puedes optar por una ducha sencilla o una de hidromasaje, ya que van fijas a la pared y ocupan un espacio mínimo.

Armarios: has de aprovechar al máximo el espacio del baño y aquí tu imaginación juega un papel importante, utiliza todos los huecos y rincones, porque sitios para el orden, nunca estarán de más. Una solución práctica es añadir toalleros extraíbles con dos barras a los muebles bajolavabo.

Accesorios: Además del mobiliario, los pequeños detalles son los que ensanchan verdaderamente el ambiente y provocan la sensación de amplitud. La comodidad no está reñida con los metros cuadrados, ya que podemos sacar el máximo rendimiento posible a esta estancia tan funcional, convirtiéndola en un lugar agradable. Lo esencial es el aprovechamiento de aquellos rincones muertos y olvidados. Igualmente, existen accesorios que nos pueden ayudar a mantener todo en orden, un aspecto que siempre agradecerá nuestra visión.

Baldas: Si no tienes espacio para colocar un armario alto, unas baldas de madera, de plástico o de cristal lo sustituirán. Tendrás todos los accesorios a la vista y perderás menos tiempo a la hora de localizarlos.

Toallero: Las toallas ocupan mucho espacio y es importante tenerlas bien dobladas para reducir al máximo su extensión. Por eso una solución muy útil es un toallero radiador, solucionaras de una vez el problema de la calefacción y la del toallero. Existen en el mercado toalleros de precios muy económicos y las toallas irán paralelas a la pared con el consecuente ahorro de espacio.

Accesorios: Existen infinidad de elementos decorativos que se adecuarán a tus gustos, pudiendo crear un espacio perfecto según tus necesidades y gustos. Dosificadores, porta rollos, jaboneras…hay multitud de elementos decorativos que puedes colocar en tu baño y crearas el ambiente que desees.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *